¿Cómo sobrellevar la cuarentena 2020 y no sufrir en el intento?

De pronto nos vemos enfrentados a una situación desconocida, que amenaza nuestra estabilidad física y emocional, las noticias llegan a raudales, algunas verdaderas y otras manipuladas, otras más expresan temor ante lo desconocido. Nos hablan de un virus que produce la enfermedad Covid-19.

De momento una parte de la población se niega a aceptar lo que es evidente, otros sectores prefieren dejar de escuchar la información.

Se empiezan a recibir noticias de que peligran además de la salud, los empleos, los salarios y lo que es más grave: la libertad de salir de nuestros hogares.

La sensación de pérdida es angustiante; al principio tal vez consideramos que en caso de enfermar sería cuestión de tomar algunos medicamentos y guardar reposo, pero al conocer la dimensión del virus infectante, la sensación de incertidumbre ha ido en aumento.

Nos vamos dando cuenta de que a cada miembro de la familia le corresponden ciertas responsabilidades ante este evento y surgen las interrogantes:

¿Qué hacer a nivel familiar?
¿Qué hacer como integrante de la sociedad?

Ante todo conservar la serenidad, transmitir seguridad a la familia a través de pláticas en las que todos expresemos nuestros sentimientos, dudas, temores; dando oportunidad a que cada uno disponga del tiempo que considere necesario.

Propiciar que el grupo familiar llegue a la conclusión de que compartimos un sentimiento de pérdida. Sí, hemos perdido seguramente sólo por una temporada, nuestra estabilidad en diferentes ámbitos; lo que conlleva una situación de duelo.

Los invito a que pidamos al equipo familiar que, con toda calma, responda a la pregunta:

¿Cómo me siento?

Tal vez al principio digamos: no pasa nada, son muy alarmistas, ya no saben que inventar: Etapa de la negación.

Poco después iremos notando cierta irritabilidad, intolerancia, impotencia, actitudes de miedo. Etapa del enojo.

Quizá pasado un tiempo al recibir más y más información de lo que está ocurriendo en otras partes del mundo y en nuestro país (México), empecemos a admitir que es cierto: que hay riesgo de perder la salud física y mental. Etapa de la aceptación.

Una vez que asumimos que es cierto que está sucediendo a nivel global y que afecta a mis parientes, amistades y vecinos, necesitamos hacer un plan; cada familia hará el suyo de acuerdo a sus necesidades, requerimos determinar las acciones que realizaremos para transitar por esta crisis y superarla; tareas a corto, mediano y largo plazo.

Iniciaremos considerando los diferentes escenarios que puedan presentarse a nivel familiar: todos sanos o algún enfermo.

Hablaremos de las medidas de seguridad que pondremos en práctica en tanto dure el riesgo de contagio, siguiendo las indicaciones de las autoridades del sector salud, comentándolas ampliamente.

Abordaremos algunos aspectos generales, tomando en cuenta la edad y experiencia de todos los participantes: niños, adolescentes, adultos y personas de tercera edad, por ejemplo:

  • Uso de los espacios de la casa.
  • Labores de orden y limpieza. Utilización de los aparatos como televisión, celulares, computadora, tablet, etcétera.
  • Compra de víveres y artículos de limpieza; medicamentos (si alguien lo requiere).
  • Preparación de alimentos.
  • Tiempos de lectura ,estudio y convivencia.
  • Compartir información respecto a la distribución de ingresos: pagos por hacer,
  • en su caso cuentas por cobrar; en fin, hablar de la situación financiera de la familia, mencionando el o los lugares en donde se guardan los documentos importantes.
  • Así también, comentar el estado de salud de todos y ubicar los documentos de servicios médicos.

En todo momento expresar que formando un equipo familiar, lograremos superar esta situación de emergencia, también es muy importante hablar de la responsabilidad social, estableciendo qué nos corresponde hacer para cuidar a los demás elementos de la misma, seguramente se irán sumando temas que dependerán de las situaciones que se vayan presentando.

Todas las actividades anteriores formarán parte del plan a corto plazo.
Dentro de los tiempos de convivencia y como forma de canalizar la sensación de ansiedad que pueda detonarse, conviene reflexionar sobre posibles situaciones que puedan presentarse o que ya se hayan presentado.

Escenario para niños: Se anuncia el cierre de escuelas y la necesidad de quedarse en casa.

Primer paso. Analizar si es posible que las autoridades tomen esa decisión.

Segundo paso. Imaginar qué es lo que puede pasar si se pone en práctica esta medida, como por ejemplo:

  • No veré a mis amigos por tiempo indefinido.
  • Tampoco a mis maestros.
  • Oh no! Tampoco a mis familiares ( hermanos, tíos,sobrinos, hijos, nietos).
  • Lo peor: No podré abrazar a mis abuelitos.

Tercer paso. Aceptar que está sucediendo: ya está la indicación a partir de una fecha definida.

Cuarto paso. Hacer el plan para superar esta emergencia:

Platicar en familia porque está pasando esto.

  • Reconocer que tengo los datos necesarios para poder comunicarme de forma segura con mis mejores amigos, maestros y familiares.
  • Propondré hacer videollamadas compartidas para que podamos expresar nuestros sentimientos, a medida que avanza la pandemia. Haré un horario de actividades que incluya higiene personal, tiempos de alimentación, estudio,diversión y convivencia familiar.
  • Incluiré todas las demás tareas que vengan a mi mente.

Escenario para adultos.

Primer paso. Considerar que el empleo está en riesgo.

Segundo paso. Imaginar qué puede suceder : reducción del salario, descender de categoría, despido.

Tercer paso. Aceptar hipotéticamente que ya sucedió.

Cuarto paso. Hacer un plan escrito para enfrentar el reto.

  • Elaborar una lista de actividades que puedo realizar para obtener ingresos (5 o más ).
  • Analizar qué ganancia me produciría cada una de ellas y qué tiempo necesito para desarrollarla. Elegir la más redituable.
  • Para lograr lo anterior, conviene diseñar una sencilla tabla de control, estableciendo: la actividad seleccionada, lo que necesito (requerimientos), costos, participantes y utilidad; sin perder de vista los tiempos.
  • Se presenta un sencillo ejemplo, cuyos datos puedan adaptarse a diferentes casos.

Actividad: Elaboración y/o comercialización de productos alimenticios.
Requerimientos: Utensilios de cocina.
Alimentos e insumos.
Estufa, horno.
Costos: determinar los precios de cada elemento (inversión). Participantes:papá, mamá y dos hijos.
Utilidad: estimar el total de ventas y restarle la inversión, para calcular cuál será la ganancia.

Sin duda, tener claridad en cuanto a mis capacidades, disminuirá notablemente la ansiedad.

Enfocando otro aspecto, también será conveniente organizar los tiempos de diversión, ya sea caminata en casa, jugar con balones, ejercicios aeróbicos, bailar, contar historias de la niñez. Comentar eventos que han sido agradables a lo largo de la vida, planificar videollamadas colectivas así como tópicos de lectura e investigación.

Si hay estudiantes en casa, es fundamental designar un lugar especial para hacer tareas y si es necesario compartirlo, se establecerán horarios.
Apoyar a los hijos a organizar sus trabajos escolares, con atención y cariño; preguntarles qué materia o actividad les representa mayor dificultad. De ser necesario, solicitar apoyo a algún familiar o amistad por video llamada.

Investigar en YouTube, mostrando la forma segura de hacerlo.

Conviene proponer al equipo familiar, una sesión en la que evaluemos los logros que hemos tenido en estos días de convivencia así como diseñar otras actividades que nos gustaría realizar, ahora que estamos juntos, por ejemplo:

  • Ordenar las recámaras, closets, libreros y áreas de estudio.
  • Colaborar en la limpieza a fondo de algunas áreas de la casa.
  • Descubrir algún talento que no conocíamos, ya sea de papá, mamá, hermanos o mío propio.
  • Hablar sobre los valores existentes en el ser humano.
  • Iniciar el cultivo de algunas semillas en maceta y observar su crecimiento.
  • Escuchar música que nos proporcione alegría y bienestar.
  • Bailar, actuar, cantar, contar chistes.
  • Platicar de nuestros antepasados, de sus talentos, de su carácter, de cómo fue su participación en nuestras vidas.
  • compartir fotografías o vídeos de viajes con familiares y amigos, comentando eventos que hemos vivido juntos y que motivaron momentos felices.
  • También hacer saber a nuestros seres queridos cuánto valoramos y agradecemos su apoyo, en situaciones complicadas; hacerle sentir nuestro cariño y reconocimiento.

Ahora bien, pensemos en el momento en que se declara que terminan las restricciones y que retomamos nuestras actividades cotidianas, sería conveniente que analizáramos qué aprendizajes logramos en los aspectos financieros, de salud, emocional, profesional, espiritual, de convivencia familiar y social.

¿Qué imagen quiero tener ante mis familiares, amistades, vecinos, maestros y compañeros al encontrarnos nuevamente?

¿Cuál será mi actitud al reincorporarme a la sociedad? plantearnos estas interrogantes en el grupo familiar de manera individual y colectiva será un ejercicio por demás interesante.

Autora: Profesora Elsa Gutiérrez Rico 

Please follow and like us:

18 comentarios en “¿Cómo sobrellevar la cuarentena 2020 y no sufrir en el intento?”

  1. Rico Gutiérrez.

    De gran utilidad, el envío de la reciente entrega.
    Tengamos en cuenta que varias de esas propuestas, algunos de los lectores, no las consideraríamos.
    Tomemos en consideración lo anterior, ya que es una propuesta muy valiosa y así tendremos una etapa evolutiva. Salud para tod@s.

    1. Claudia Sánchez

      ¡Excelente propuesta!
      En el justo medio, sin alarma pero sin confiarse, cuidando todos los aspectos importantes y lo mejor, CON PROPUESTAS.
      Muchísimo gracias maestra tan querida, pido autorización para compartir.

  2. Norma Edith Landa

    Felicidades,son aspectos de suma importancia para organizar las actividades en casa, así podremos tener la salud mental para salir con bien..excelente,,mil gracias

  3. Aline Quintanilla Gutierrez

    Excelente artículo, de reflexión para estos momentos tan difíciles e inesperados que estamos viviendo, a la vez reconfortante porque sabemos que no es para siempre. Esto nos deja una enseñanza muy importante…Realmente estamos preparados para afrontar los cambios en nuestra vida, encontrarnos a nosotros mismos, valorar lo que tenemos? Vivir un día a la vez con la Bendición de Dios.

    1. Las sugerencias que nos hagan llegar las maestras y maestros de México, serán tomadas en cuenta con gran interés, para seguir enriqueciendo este espacio.

  4. Roberto Gutiérrez Rico

    Haciendo un recorrido por estos acontecimientos y reflexionando al respecto debemos hacer un recuento en nuestra vida y como a transcurrido muy rápido o despacio y así podremos darnos cuenta que hacer y seguir con paso firme (hoy voy a cambiar me servirá para bien ) salud

  5. Muy bien Maestra, me parece de vital importancia todo el protocolo de indicaciones que nos propone para esta situaciones que en estos momentos estamos necesitando el apoyo de cuidados y psicologicos que debemos tener, hay que estar unidos y sentirnos que no estamos solos juntos lo lograremos. Un abrazo.

  6. Siempre he ponderado que mi esposa es una escritora fina. Tiene como hábito escribir en espacios albinos de cuadernos muchos. Hojas y más hojas tupidas de letras Palmer muy legibles. Construye ideas muy lógicas de fácil comprensión, y su rapidez me asombra que mientras escribe puede atender otra situación sin perder la idea. Por eso yo le insisto que su destino es escribir un libro de lo que sea pero ya..!

  7. Maria Elena Zamora Flores

    Una habilidad más que reconocerte querida ELSY .👏👏👏👏😘💝
    Un tema desarrollado como se necesita en estos momentos, analizándolo en CONCIENCIA .
    Sigamos adelante con los requerimientos de prevención apoyándonos en FAMILIA y con nuestro entorno.
    » TODO ÉSTO PASARÁ »
    Y HABREMOS APRENDIDO MUY BIEN LA LECCIÓN .📖
    Te abrazo 🤗😘💖 a la distancia .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat